Nuevo cuento para colaboradores: Ana la Maga y la Duplicadora Mágica.

Ana la Maga y la Duplicadora Mágica es el nuevo cuento que Educando con Cuentos ha enviado a los Centros Educativos colaboradores. Y para facilitar que el cuento sea leído en las aulas del Centro Educativo colaborador, está ambientado en una clase.

El objetivo psicológico del cuento Ana la Maga y la Duplicadora Mágica es el de proporcionar a los niños y niñas a los que se lea el cuento 3 estrategias para conseguir demorar las recompensas.

La demora de la recompensa es una habilidad muy recomendable de adquirir desde la infancia. Ya que está totalmente relacionada con el autocontrol. Un niño o niña con la capacidad de demorar la recompensa es capaz de esperar un tiempo sin conseguir lo que desea. Los niños y niñas que no tienen esta habilidad suele montar pataletas cuando no consiguen lo que quieren.

En 1972 el psicólogo Walter Mischel, de la Universidad de Stanford, realizó el experimento denominado “The Marshmallow Test” (El test de la nube de azúcar) a niños y niñas de 4 años. Básicamente el experimento trataba de lo siguiente: le ponía a la criatura de 4 años una nube de azúcar delante (marshmallow en inglés) y le decía “Toma una nube de azúcar. Te la puedes comer cuando quieras, pero si esperas a que vuelva, te daré otra más”. Se iba y no volvía hasta 15 minutos después. Si no se la había comido le entregaba otra. En internet se pueden encontrar numerosos vídeos de versiones modernas del experimento, mostrando las diferentes reacciones de los niños y niñas, algunos de ellos retorciéndose tratando de no comerse la nube de azúcar. Y también puede observarse las estrategias que los niños y niñas que son capaces de “demorar la gratificación” realizan para conseguirlo.

En el cuento Ana la Maga y la Duplicadora Mágica se ilustran tres de esas estrategias:

1- Alejarse del objeto que se desea: dicen que la distancia es el olvido. Y en ocasiones la acción simple de distanciarse del objeto es suficiente.

2- No mirar el objeto que se desea: hay veces que los niños y niñas sienten una atracción inevitable al objeto que desean, y no pueden desviar la mirada de él. Mirar hacia otro lado es una estrategia simple, pero poderosa en esos casos.

3- Distraerse con otra actividad: esta es la estrategia más útil y poderosa de las tres. Y además se puede llevar a cabo cuando lo que se desean son objetos (dulces, juguetes…), actividades (ir al parque, ver la tele…). O se puede utilizar en otras situaciones (que no se vaya mamá, que deje encendida la luz cuando me voy a la cama…)

¿CÓMO COLABORAR?

Si usted trabaja en un Centro Educativo, puede contactar con nosotros para colaborar. La colaboración consiste en recibir 4 cuentos gratuitamente durante el curso y darnos feedback sobre la utilización que se ha hecho de ellos. Si está interesado en ser colaborador contacte con nosotros mediante el formulario de la web.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s