El Efecto Pigmalión en la Escuela.

En 1.966 Robert Rosenthal y Leonore Jacobson realizaron un experimento para estudiar cómo las expectativas de los profesores influyen en la capacidad intelectual de los alumnos. Este estudio es conocido como “El Efecto Pigmalión en la Escuela“.

angryteacherandboy

El estudio consistió en lo siguiente: después de realizar el Test de Flanagan a todos los niños y niñas de una Escuela Elemental de California, y se dio a cada profesor los nombres del 20% de los alumnos y alumnas que habían obtenido mejores puntuaciones en el citado test. Les dijeron además que esa calificación era predictiva de un aumento significativo de su capacidad intelectual a lo largo del curso académico.

Transcurridos 8 meses desde la primera prueba, todos los niños y niñas de la Escuela volvieron a realizar el Test de Flanagan. Entonces pudo comprobar que efectivamente ese 20% de niños y niñas que se había dicho a los profesores de la Escuela que habían obtenido las mejores puntuaciones, mejoraron en el Test de Flanagan de forma significativa.

Lo curioso del experimento es que en realidad ese 20% de niños y niñas fue seleccionado al azar, y no por sus altas puntuaciones en el Test de Flanagan. Mientras que a los profesores les dijeron que lo fueron por sus puntuaciones. Es cierto que los demás niños y niñas también mejoraron, pero no tanto como ese 20%. Por lo que el factor clave en los resultados obtenidos fueron las expectativas que tenían los profesores con respecto a sus alumnos y alumnas.

Aún no está claro cuáles son los mecanismos que hacen que las expectativas internas de los profesores influyan en el desempeño de los niños y niñas, pero este estudio también arroja una inquietante pregunta que se hacían Rosenthal y Jacobson en su artículo de 1966: “¿Qué parte de los avances a la hora de obtener buenos resultados intelectuales atribuidos a los programas educativos contemporáneos se debe a los contenidos y a los métodos empleados y cuánta hay que agradecer a las expectativas favorables de los profesores y gestores involucrados?”. Y nosotros apuntaríamos ¿y dónde nos estamos gastando el dinero?

Saludos,

Educando con Cuentos.

Fuente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s